Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

Coloque acentos

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Diccionario Teológico

    C - D

    Caída, La
         En teología, la caída es el acontecimiento ocurrido en el Jardín del Edén en el que Adán y Eva desobedecieron el mandamiento de Dios, comiendo del Árbol del conocimiento del bien y del mal (Gén 2-3). Ya que en Adán se hallaba potencialmente toda la raza humana, cuando él pecó toda la humanidad cayó con él (Rom. 5:12). 

    Calvinismo
         Es un sistema de interpretación cristiana concerniente a la salvación formulado por el teólogo protestante Juan Calvino (1509-1564). Subraya la predestinación y la salvación. Los cinco puntos característicos del calvinismo fueron desarrollados en respuesta a la doctrina de Arminio (véase Arminianismo en la pág. anterior). El calvinismo enseña: 1) La depravación total: el hombre está afectado por el pecado en todo su ser, cuerpo, alma, mente y emociones; 2) La elección incondicional: El favor de Dios hacia el hombre se debe por completo a la
    libre elección divina y nada tiene que ver con nada que el hombre haga. Es completamente inmerecido y no se basa en nada bueno que Dios vea en el hombre ; 3) La expiación limitada: Cristo no llevó los pecados de cada hombre que jamás haya vivido, sino sólo los de aquellos que fueron elegidos para salvación (Juan 10:11,15); 4) La gracia irresistible : El llamado que Dios hace a alguien para su salvación no puede ser resistido; 5) La perseverancia de los santos: No es posible que alguien salvado una vez pierda su salvación. Los cinco puntos pueden recordarse con más facilidad por el crónimo TILIP (depravación Total, elección Incondicional, expiación Limitada, gracia Irresistible, Perseverancia de los santos) .

    Canon
         La palabra viene del griego kanon, que significa vara, caña y por extensión un instrumento de medida, una regla o norma. Se aplica el término a la lista de libros normativos: el canon bíblico es el conjunto de los libros que la Iglesia ha reconocido como inspirados por Dios y, en este sentido, es sinónimo de Sagradas Escrituras. El canon cristiano consiste en los 39 libros del Antiguo Testamento y los 27 libros del Nuevo Testamento, y se considera cerrado en el siglo I, lo cual significa que ya no puede haber más revelaciones que pasen a formar nuevas Escrituras sagradas.

    Cielo
         El cielo (griego ouranos) es la morada de Dios y de quienes van allí, los salvos; es un lugar de eterna bienaventuranza. Las Escrituras implícitamente indican la existencia de tres cielos, ya que Pablo refiere haber sido tomado al "tercer cielo" (2 Cor. 12:2). Lógicamente, un tercer cielo no puede existir sin un primero y un segundo. Sin embargo, la Escritura no describe explícitamente los cielos primero y segundo. Es posible que el primero se refiera a la atmósfera, morada de las aves (Oseas 2:18) y nubes (Dan 7:13). El segundo cielo tal vez sea el de las luminarias celestes (Gén 1:14-18), y posiblemente la morada de seres espirituales, angélicos. El tercer cielo es la morada del Dios Trino. Su localización no ha sido revelada (Vea Mat. 23:34,37; Luc. 10:20 y Apoc. 21:2, 20-27).

    Circuncisión
         Una operación (note el derramamiento de sangre) que permitía la entrada en el Pacto en tiempos del A.T. Consistía en cortar el prepucio (piel que recubre el glande del pene). Fue instituida por Dios (Gén. 17:10-14) y se realizaba al octavo día del nacimiento (Luc. 1:59). Era una señal del Pacto que Dios hizo con Abraham (Gén. 17:12; Rom. 4:11). En el N.T. no se realiza como intervención quirúrgica física. En lugar de esto, se enseña ña "circuncisión" de corazón del cristiano como símbolo de su actitud interior, en contraposición a una señal física (Rom. 2:29; Col. 2:11-12). Esta es la verdadera circuncisión (Rom. 2:29), de la cual la física era el tipo.

    Comunión
         No hay una definición específica del término en el N.T.. Sin embargo, somos llamados a la comunión unos con otros (1 Juan 1:3), con Jesús (1 Cor. 1:9), con el Padre (1 Juan 1:3), y con el Espíritu Santo (2 Cor. 13:14). La comunión implica compartir intereses, deseos, motivaciones, emociones y objetivos comunes. Requiere compartir tiempo en comunicarse, ocuparse uno de otro y realizar actividades conjuntas. La noción de comunión tiene una connotación de intimidad. Como cristianos, tenemos fraternidad ?calidad de hermanos- y por tanto comunión unos con otros debido a nuestra posición en Cristo, ya que todos somos redimidos y compartimos un conocimiento íntimo y personal de Jesús. Asimismo, compartimos una fe (Hechos 2:42), una esperanza (Heb. 11:39,40), y una necesidad (2 Cor. 8:1-15).
         El término griego para comunión es (koinonia). Un uso muy importante se refiere a compartir la Cena del Señor o eucaristía (1 Cor. 10:16).

    Comunión Santa Cena
         Es uno de los nombres de la Cena del Señor (Mat. 26:26-30; Mar 14:22-26; Luc. 22:14-20; 1 Cor. 1:23-26). Consiste en compartir el pan y la copa (Hechos 2:42,46; 1 Cor 10:16; 11:23-26) con acción de gracias (Luc. 22:17,19); de aquí su nombre "eucaristía". Fue instituida originalmente por Jesús mismo (Mat. 26:26-29) en la noche de la última cena de la Pascua. Dicha celebración pascual era un acontecimiento anual que recordaba la ocasión en que el ángel de la muerte que reclamó las vidas de los primogénitos de toda casa en Egipto, "pasó por alto" las casas de los hebreos, marcadas con la sangre del cordero cuyo sacrificio Dios ordenó (Exodo 12). La cena del Señor, comunión o eucaristía reemplaza a la cena pascual con el "cuerpo y la sangre" (Mar. 14:22-24) de Jesús, el Cordero de Dios. Ha de ser recibida solamente por los creyentes (1 Cor. 11:23-28). (Para más detalles vea Juan 6:26-58 y 1 Cor. 11:27-34).

    Condenación
         Puede referirse tanto al acto de declarar culpable a un hacedor de maldad, como al consecuente castigo inflingido. Sin Jesús, todos quedamos condenados ante Dios no solamente por el pecado de Adán (Rom. 5:16-18) sino también por nuestro propio pecado (Mat. 12:37). Sin embargo, "Ahora, pues, ninguna coondenación hay para los que están en Cristo Jesús ... porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte" (Rom. 8:1-2). Los cristianos han escapado a la condenación porque son perdonados en Cristo.

    Conversión
         Indica la acción de volverse del mal hacia Dios. Dios convierte (Hechos 21:19) a los perdidos en salvos, a los no regenerados en regenerados. Esto se produce a través de la predicaión del Evangelio (Rom. 10:14; 1 Cor. 15:1-4) y resulta en arrepentimiento (Hech. 26:20) y una nueva creación (2 Cor. 5:17). Hay una lista de los frutos de la conversión en Gál. 5:22-23.

    Convicción
         Es la obra del Espíritu Santo, por la cual una persona es capaz de verse a sí misma como Dios la ve: culpable, mancillada, y totalmente incapaz de salvarse a sí misma (Juan 16:8). En un incrédulo, la convicción del Espíritu Santo revela la pecaminosidad y trae temor. En el creyente, la convicción del Espíritu Santo trae conciencia de pecado y resulta en su confesión y limpieza. Esta convcción el producida por el Espíritu Santo (Juan 16:8), el Evangelio (Hech. 2:37), la conciencia (Rom. 2:15), y la Ley (Santiago 2:9). La convicción de nuestros pecados nos lleva a la cruz. Nos muestra nuestra necesidad de perdón.

    Creación
        
    La expresión "la creación" incluye todo cuanto existe, con excepción de Dios mismo. Esto comprende tanto cosas materiales como inmateriales, incluso el tiempo. Dios es el creador (Heb 11:3) y nosotros somos las criaturas. La distinción entre el Creador y las criaturas debe ser sostenida para permanecer humildemente en la relación adecuada con Dios. No somos Dios, no podemos crear en el sentido en que Dios creó (es decir, originando de la nada todo cuanto existe), y ni siquiera podemos salvarnos por nosotros mismos. Sólo Dios es Dios, sólo El puede crear, y sólo El puede salvar al hombre.

    Cristiano
         La palabra cristiano viene del griego jristianos , que a su vez proviene de jristos, "cristo" o "ungido". Por tanto, un cristiano es un seguidor de Cristo Jesús; la palabra se emplea como sinónimo de "discípulo". En la Biblia se emplea por primera vez el término "cristiano" en Hechos 11:26, donde dice: "A los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía". En esta ciudad de Siria (que no debe confundirse con Antioquía de Pisidia) había una iglesia muy dinámica, fundada por cristianos hebreos procedentes de Jerusalén y fortalecida por la predicación de Pablo y Bernabé, los cuales a su vez fueron luego comisionados como misioneros (Hech 11: 19-30; 13:1-3). La palabra "cristiano" se aplica a los discípulos de Jesús solamente en otros dos pasajes más del N.T.: Hechos 26:28 y 1 Pedro 4:16.

    Cristo
         La palabra "cristo" proviene del griego jristos y es un título, equivalente al término hebreo messiah , mesías, que significa "el ungido". Se aplica a Jesús como el ungido quien nos libra del pecado. En este sentido, solamente Jesús es propiamente el Cristo, tanto que el título se emplea hoy indistintamente como su nombre propio. Como Cristo, Mesías, o Ungido, Jesús tiene tres oficios: Profeta, Sacerdote y Rey. Como Profeta es el vocero de Dios (Mat. 5:27-28) y representante de Dios ante el hombre. Como Sacerdote, Jesús representa al hombre ante Dios, y restaura la comunión entre ambos por haberse ofrecido a Sí mismo como el sacrificio que quita el pecado de todos cuantos se salvan. Como Rey, El gobierna sobre Su pueblo, y se halla sobre toda criatura. En virtud de que Jesucristo creó todas las cosas (Juan 1:3; Col 1:16-17), y de su triunfo en la cruz, tiene el derecho de reinar.
         Cristo vino a hacer la voluntad del Padre (Juan 6:38), a salvar a los pecadores (Lucas 19:10), a cumplir el A.T. (Mat. 5:17), a destruir las obras de Satanás (Heb. 2:14; 1 Juan 3:8), y a dar vida eterna (Juan 10:10,28). Cristo es santo (Luc. 1:35), justo (Isa. 53:11), sin pecado (2 Cor. 5:21), humilde (Fil. 2:8), y perdonador (Luc. 5:20: 7:40; 23:34).

    Cristología
         Es la rama de la teología que estudia la persona y la obra de Cristo Jesús, tal como éstas aparecen en la Biblia. Algunos de los temas específicos de estudio son: 1) Su divinidad, 2) Su encranación, 3) Sus oficios y títulos (vea Cristo), 4) Su sacrificio, 5) Su resurrección, 6) Su enseñanza, 7) Su relación con Dios y con el hombre y 8) Su retorno personal a la tierra.

    Cuerno pequeño
         Daniel el profeta describió ver un cuerno pequeño que se levantaba de entre los diez otros cuernos. El cuerno pequeño es claramente otra representación del Anticristo porque el recuento de Daniel coincide con el recuento del apóstol Juan en Apocalipsis 13 donde describe al Anticristo. Ver Daniel 7:7-8 y Daniel 7:19:25.


    Deísmo
         El deísmo es la creencia de que Dios existe pero no tiene ninguna actividad en sostener en el orden creado ni interviene en sus asuntos. Sostiene que Dios creó todas las cosas y puso al universo en movimiento según leyes naturales, que no requieren Su intervención activa y permanente. (Compare con Ateísmo, Agnosticismo, y Teísmo.

    Demonio
         Los demonios son ángeles (ver este término) caídos que ayudan a Satanás en la oposición a Dios. Los demonios son malignos (Luc 10:17,18), poderosos (Luc. 8:29), y se hallan bajo el poder de Satanás, su príncipe (Mat. 12:24-30). Ellos reconocieron a Cristo (Mar. 1:23,24) y pueden poseer a los no cristianos (Mat. 8:29). Al parecer, existe una jerarquía de fuerzas demoníacas (Efe. 6:12).

    Depravación total
         La doctrina que describe la condición natural del hombre luego de la caída. Debido a la transgresión de Adán, toda su descendencia hereda una naturaleza pecaminosa (depravada). El hombre está afectado por el pecado en todo su ser y es por completo un pecador. Esto no significa que todo hombre sea tan malo como podría ser, sino que está afectado por el pecado en todas las áreas de su vida: cuerpo, mente, alma, emociones, inteligencia y voluntad. En este sentido, es "totalmente depravado". Debido a que el hombre es depravado, nada bueno puede provenir de él (Rom. 3:10-12) y para que se salve, Dios debe imputarle la justicia de Cristo. Esta justicia sólo es alcanzable por la fe en Cristo y Su obra en la cruz. La doctrina implica que, a causa de la depravación, la voluntad del hombre no es completamente libre, sino que está sujeta por sus tendencias pecaminosas. Esta doctrina es enfaizada por los calvinistas y rechazada por los arminianos (vea Calvinismo y Arminianismo).

    Dicotomía
         La enseñanza de que un ser humano consta de dos partes: cuerpo y alma. El alma a veces se menciona asimismo como el espíritu (compare con tricotomía)

    Dios
         El ser supremo, creador, sostenedor y soberano del universo. El es el creador de todas las cosas, (Isa. 44:24), el único Dios (Isa. 45:21,22; 46:9; 47:8). No ha habido dioses antes que El ni los habrá después de El (Isa. 43:10). Dios es Dios eternamente (Salmo 90:2). En Exodo 3:14 Dios reveló Su nombre a Su pueblo, tradicionalmente vertido al español como "Jehová". (vea Tetragrama) . El Dios verdadero subsiste eternamente en tres Personas, a saber, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (vea Trinidad). Dios conoce todas las cosas (1 Juan 3:20), está permanentemente en todas partes (omnipresencia: Salmo 139: 7-12) y puede hacerlo todo (Jer. 32:17,27), con excepción de aquellas que son contrarias a su naturaleza santa y perfecta: mentir, robar, engañar, dejar de cumplir sus promesas, y cosas semejantes.

    Discípulo
         La palabra proviene de la misma raíz que "disciplina" y se refiere a un alumno o seguidor de una religión, persona o movimiento. Como cristianos, debemos ser discípulos de Jesús (Luc. 14:26,27). En la Biblia, es la denominación más frecuente de los cristianos. Seguimos en la enseñanza que Jesucristo impartió y en el ejemplo que dio. Un discípulo es un convertido, pero no todos los convertidos son discípulos. Como discípulos, hemos de cargar nuestra cruz cada día (Mat. 16:24). Esto significa vivir por El y de ser necesario, morir por El (Mat. 16:25) y, desde luego, vivir vidas santas y sin mancha delante de El y de nuestro prójimo.

    Dispensación, dispensacionismo
         El punto de vista historico-bíblico que reconoce el Plan de Dios de salvación a través de los pasos progresivos llamada edades. Dispensacionalismo hace una distinción entre el trato de Dios con los judíos y con la Iglesia.
         Además, en la Biblia Anotada de Scofield se define una dispensación como "un período de tiempo durante el cual el hombre es probado con respecto a alguna revelación específica de la voluntad de Dios" (Ed. Española 1981, pág. 4, nota a Gén. 1:27); en la Nueva Biblia Anotada de Scofield (NKJV Ed. 1989) se precisa "es probado con respecto a su obediencia a alguna revelación..." (cursivas mías). El dispensacionismo es un sistema teológico que subraya que Dios ha empleado diferentes medios de administración de Su voluntad y Su gracia en diferentes períodos. Sin embargo, lo distintivo del dispensacionismo es que sostiene que Israel como nación y la Iglesia como cuerpo de Cristo no forman un único pueblo de Dios, sino dos pueblos con profecías, promesas y destinos diferentes. Según Scofield hay siete dispensaciones: Inocencia, conciencia, gobierno civil, promesa, ley, gracia y reino. Los dispensacionistas interpretan la Biblia sobre la base de estas u otras supuestas dispensaciones. Debe notarse que en la Biblia, la palabra "dispensación", que proviene del latín dispensare, distribuir, traduce dos vocablos griegos, diakonia o servicio (2 Cor 3:7-9) y oikonomia o administración, comisión, encargo (1 Cor 9:17; Efesios 1:10; 3:9; Col. 1:25). Nunca significa un "período de tiempo". Compare con Pacto.

    Dispensacionalismo progresivo
         Una reciente forma de Dispensacionalismo que da énfasis al reino espiritual presente de Cristo en el trono de David.

    Divinidad
         La naturaleza o cualidad propia de Dios. Le pertenece solamente al Dios que los cristianos predican, es decir, a la santa Trinidad. Jesús es de naturaleza divina (Col. 2:9) como asimismo de naturaleza humana. (Vea Unión hipostática, Encarnación y Trinidad).

    Dones espirituales
         Son capacidades espirituales dadas por Dios con el propósito de edificar la Iglesia. Todo cristiano tiene al menos un don espiritual (1 Cor. 7:7). En diversas partes del N.T. se tratan y hay listas de dones: Rom. 12:6-8; 1 Cor. 12:4-11, 28-30; Efe. 4:7-12. A continuación hay una lista de dones dispuesta en dos grupos. El primer grupo comprende dones que requieren una intervención sobrenatural y son poseídos solamente por los cristianos. El segundo grupo incluye dones que no requieren intervención sobrenatural, y pueden ser poseídos tanto por cristianos como por no cristianos.
         Un asunto adicional y conflictivo es si los dones sobrenaturales están vigentes aún en la actualidad. Nadie niega la persistencia de los dones de fe y salvación, ni de los dones del segundo grupo. Sin embargo, algunos creen que ciertos dones ?hablar en lenguas e interpretarlas, hacer milagros, sanar sobrenaturalmente, profetizar- cesaron con la muerte de los Apóstoles y el cierre del Canon del N.T. (es decir, la conclusión de la Biblia), y que ya no se requieren para la edificación de la Iglesia, el cuerpo de Cristo. (Efe. 4:12). Otros piensan que estos dones están vigentes, aunque no necesariamente en el sentido en que lo estuvieron en la era apostólica. Según esta opinión, los dones sobrenaturales son dados al creyente como y cuando Dios decide que es beneficioso que se manifiesten y empleen.

    Dragón
         El dragón es el nombre simbólico dado al diablo. Satanás también se describe como "la antigua serpiente." Ver Apocalipsis 20:2

    Dones espirituales
      

    1. Salvación
    2. Palabra de sabiduría
    3. Palabra de conocimiento
    4. Fe
    5. Sanidad
    6. Milagros
    7. Profecía
    8. Discernimiento de espíritus
    9. Hablar en lenguas
    10. Interpretación de lenguas
    1. Servicio
    2. Enseñanza
    3. Exhortación
    4. Entrega (dar)
    5. Guía
    6. Misericordia
    Romans 6:23

     



    Rom. 12:6

     


    Rom. 12:7
    Rom. 12:7
    Rom. 12:8
    Rom. 12:8
    Rom. 12:8
    Rom. 12:8


    1 Cor. 12:8
    1 Cor. 12:8
    1 Cor. 12:9
    1 Cor. 12:9
    1 Cor. 12:10
    1 Cor. 12:10
    1 Cor. 12:10
    1 Cor. 12:10
    1 Cor. 12:10

     


    Regrese a Diccionario Teológico


    Regrese a la página principal

    Búsqueda dentro de ADF y sólo sitios recomendados por ADF

     

    Únase al debate! (Regístrese y participe!):

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
    | Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
    Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces