Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

Coloque acentos

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Los siete hábitos de padres y madres que no se dan por vencidos

    Existen siete maneras prácticas en que los padres pueden demostrar que no se darán nunca por vencidos con sus hijos adolescentes.

    1. Ore, ore, ore

    La estrategia número uno para guiar a su hijo durante los años de la adolescencia es rodearlo de oración. Las mamás y los papás de los adolescentes deben hacer caso de la amonestación del apóstol Pablo de “orar sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17). Esto significa orar de manera consecuente, a lo largo del día, pidiéndole a Dios que proteja, guíe y dirija a su hijo o hija adolescente. Pídale al Señor que le dé a usted fortaleza, sabiduría y valor para criar a su adolescente.

    2. Elija ser activo e involúcrese

    Su amor y compromiso hacia su hijo o hija adolescente debe ser activo y obvio. Participe en la vida de su adolescente siempre que pueda y como pueda. Formúlele preguntas acerca de cómo le fue durante el día. Juegue algún deporte con él o ella los fines de semana. Salgan a desayunar juntos. Esté presente en todos los eventos importantes, e incluso en los que no parecen importantes. Elegir participar en la vida de su hijo o hija también significa interesarse profundamente en su vida espiritual. Provéale a su hijo adolescente todas las oportunidades posibles par que su fe crezca y prospere. Pero lo más importante es que usted le muestre un modelo de madurez y pasión espiritual viviendo su vida cristiana en amor, humildad y servicio a los demás.

    3. No tome “no” por respuesta con demasiada facilidad

    Por supuesto que usted debe respetar los límites de su hijo o hija adolescente, pero algunos adolescentes dicen: “No quiero hablar de eso”, o: “No es nada importante”, porque no están seguros de que sus padres estén realmente interesados. Sea persistente sin ser prepotente. Asegúrele a su hijo o hija adolescente que usted está verdaderamente interesado en su vida, y que siempre está dispuesto a escuchar.

    4. Demuéstrele el amor firme, inmutable de nuestro Padre celestial

    El amor de Dios para cada uno de Sus hijos es inmutable, eterno y constante, sin importar si hacemos algo malo. A lo largo del Antiguo y Nuevo Testamentos, Dios declaró y demostró Su amor constante por Su pueblo elegido, aun cuando éste era rebelde y mostraba desprecio hacia Él. Deje que este tipo de fidelidad sea su modelo al expresar y demostrar amor por su hijo o hija adolescente. Dígale a menudo: “No hay nada que pudieras hacer que me haría dejar de amarte”.

    5. Renueve sus misericordias cada día

    Los cristianos son muy aficionados a citar el versículo “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos... Nuevas son cada mañana” (Lamentaciones 3:22, 23). La promesa aquí es que la misericordia de Dios hacia nosotros sigue en curso, es continua y es diaria. Al saborear las palabras tranquilizadoras que este versículo ofrece, extendamos también este tipo de misericordia a nuestros hijos e hijas adolescentes. Cada mañana debe comenzar como una cuenta nueva, una oportunidad para volver a empezar. Si la discusión de la noche anterior se trató abiertamente y se resolvió, déjela atrás. Si su hija se disculpó por la mentira que dijo la semana pasada, crea que ella le va a decir la verdad hoy y mañana.

    6. Aliméntese usted al mismo tiempo que alimenta a su hijo o hija adolescente

    Es muy poco lo que pueden ofrecer los padres que están crónicamente agotados y con sus energías consumidas. Por lo tanto, es vital que usted cuide su salud espiritual, emocional y física. Haga lo que sea necesario para “recargar sus baterías”: descanse lo suficiente, separe tiempo para la diversión, haga ejercicios con regularidad, ore y medite en la Palabra de Dios.

    7. Tome la resolución de jamás darse por vencido

    No abandone, no se rinda, no se dé por vencido, aguante, termine la carrera, siga adelante, sea firme hasta el fin; cualquiera que sea la terminología que prefiera, decida ahora que siempre, siempre estará allí para su hijo o hija adolescente. No importa cuán enojado, tenso, frustrado, desilusionado o exhausto usted esté, tome la decisión de ser el mejor padre o madre que pueda ser. Ya sea que se esté preparando para los años de la adolescencia de su hijo o hija, o que ya se encuentre en medio de éstos, haga un compromiso, un acto de su propia voluntad, de nunca se darse por vencido con su hijo o hija.

    Por Joe White y Jim Weidmann

    Artículos Relacionados:
    Más artículos para una Familia Cristiana Saludable

    Regrese al Página Índice que trata sobre el Aborto

    Pastor Dawlin Ureña
    Cambita, S. C., República Dominicana

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]