Ministerios Antes del Fin

Artículos para una familia cristiana saludable

Coloque acentos

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • ¿Qué actos sexuales podemos practicar cuando mi esposa está menstruando?
    Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
    (El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)

     

    Nuestras esposas saben de manera casi precisa la temporada del mes cuando esperan experimentar el período menstrual. Nosotros debemos tener relaciones sexuales justo antes de que inicie el período, de forma tal que no necesitemos más sexo por varios días y que para el momento en que lo necesitemos, nuestras esposas ya hayan salido de esta etapa.

    Sin embargo, existen muchas ocasiones que se me ocurren ahora en las que este caso ideal no es posible. Los esposos a veces salimos de viaje y cuando regresamos a casa después de una o varias semanas ausentes, tenemos grandes ansias por recibir el calor y el amor que sólo nuestras amadas esposas nos pueden dar. Si cuando usted regresa a casa su esposa está experimentando su período de menstruación, es ahí donde la cosa se pone dura para nosotros los hombres.

    Veamos qué se puede hacer:

    Se incurre en la masturbación cuando la persona que practica el acto sexual lo hace a su propio cuerpo. Nosotros los hombres somos más activamente sexuales que las mujeres. Pues cuando sea usted el que necesite relación durante el período menstrual de la mujer (las mujeres casi siempre pueden y quieren esperar), su esposa le podría excitar su pene hasta que usted experimente una eyaculación. Al tiempo que hace esto, su esposa podría besarle, acariciar su pecho, si es un área que le causa placer, y esto acelerará y hará más placentera la experiencia sexual.

    Esto no sería considerado "masturbación", ya que la masturbación en la que NO debemos incurrir es en la práctica que muestre gran egoísmo y muestre que no estamos dispuestos a esperar, ya que nos motiva a buscar placer excitando nuestros propios cuerpos. Como contrapartida al egoísmo que mostramos cuando nos masturbamos, lea más adelante la definición que debe ser el modelo a imitar en el amor matrimonial:

    "El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, sino que se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta." 1 Corintios 13:4-7

    Entre otras cosas, el amor no hace "NADA INDEBIDO"…y "TODO LO ESPERA". Cuando nos masturbamos, especialmente cuando estamos casados, mostramos que no tenemos paciencia y al no ejercitar la paciencia que caracteriza el amor verdadero, estamos haciendo lo "indebido".      

    Generalmente, cuando una persona se masturba, la persona tiene que recurrir a buscar pensamientos o recuerdos excitantes que le puedan causar, permitir y agilizar el proceso de eyaculación. Esto "no es debido". Al recordar cosas del pasado o al fantasiar con personas que no debemos, ¡podríamos hasta cometer adulterio! (Ver Mateo 5:27).

    El acto sexual es un acto que debe dejarse para el matrimonio, ya que el amor verdadero "ESPERA", y siempre debe estar basado en intenciones reproductoras o en el afianzamiento del acercamiento íntimo entre la pareja cristiana.

    ¿Qué prácticas sexuales son permisibles en estos casos?

    Pero aún sabiendo lo pernicioso que es la masturbación de su propio cuerpo, debemos aclarar que si es su esposa quien le excita el pene al esposo o si es el esposo quien excita a su esposa hasta alcanzar el clímax, ustedes no estarían incurriendo en pecado alguno. Esto está totalmente permitido en la cama matrimonial. En este caso ustedes no lo están haciendo como resultado de su egoísmo. En realidad, aunque este tipo de acto sexual no es comparable a lo satisfactorio de la penetración, es algo que especialmente a los hombres, puede servir de mucha ayuda. El hombre cuando se fija en la relación sexual, es como un burro cuando dice por aquí voy. ¡Por ahí se va aunque le caigas a palos! En esos momentos, cuando en la cabeza de nosotros los hombres lo único que vemos es a nuestras esposas unidas a nosotros, es sabio que la mujer no deje a su compañero por mucho tiempo sin satisfacción. Es peligroso que el hombre salga a trabajar o a "dar una vuelta por el barrio" en esas condiciones.

    Cuánta sabiduría evidencia Dios cuando dice:

    "Por lo tanto, no se nieguen el uno al otro, a no ser que se pongan de acuerdo en no juntarse por algún tiempo para dedicarse a la oración. Después deberán volver a juntarse; no sea que, por no poder dominarse, Satanás los haga pecar. " 1 Corintios 7:5

    Cuando mi esposa entendió esta gran verdad, nuestros problemas en ese aspecto acabaron. Este versículo encierra una verdad asombrosa. Cuando el hombre está "cargado", la mujer debe ser sabia y recibir a su esposo. Una vez lo haga, su esposo volverá a sus cabales y verá que usted ¡y el resto del vecindario saldrá ganando! (Digo esto porque uno se pone hasta de mal humor cuando está en estas condiciones y le grita a todo el que le pasa por el lado a uno!). El hombre debe ser franco con su esposa y la esposa debe ser sabia. ¡La comunicación salva matrimonios!

    ¿No se podría llegar demasiado lejos?

    Dicho todo esto, no debemos incurrir en extremos. He sabido de hermanos que han recurrido al uso de "vibradores" y otros métodos artificiales de excitación. Esto nos lleva por un camino peligroso. Una vez usted recurre a métodos como estos, usted está abriendo las puertas al pecado, ya que al usarlos usted está mostrando que está más interesado en el acto sexual mismo y en el placer experimentado en él, que en el regocijo que conlleva la unión, más que física, espiritual.

    Además, cuando usted acostumbra a su cónyugue a recibir placer de un objeto, en vez de usted, su pareja, luego usted tendrá que competir en calidad, eficiencia y rapidez con ese objeto. ¿Con cuánta eficiencia ayuda a alcanzar un orgazmo un bribrador? Pues intente usted hacer lo mismo! Esos médotos coartan la razón del sexo en el matrimonio, que es la intimidad!

    El misterio del acto sexual en la pareja cristiana

    Existe un misterio en el acto sexual entre la pareja casada. Dios activa algo espiritual cuando dos se unen. Existe un pacto espiritual del cual no estamos totalmente conscientes, pero que para Dios es extremadamente importante.

    Recurrir a métodos como el uso de "vibradores", "látigos", "películas pornográficas para calentar el ambiente" y otros métodos foráneos, no le estamos dando el lugar apropiado al amor, que es el que debe dar nacimiento a la necesidad de la relación sexual. Si no que en realidad lo que estamos haciendo es abrir las puertas a un sin número de extremos que pueden fácilmente ser usados por el enemigo para colarse en nuestros matrimonios. ¡Cuidémonos de no estar más interesados en complacer la carne que el espíritu cuando nos unimos a nuestras esposas!

    "Honroso sea en todos el matrimonio y la cama sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios." Hebreos 13:4

    Comenzamos "inocentemente" con un vibrador, y cuando pestañeamos queremos unos "látigos" para experimentar una experiencia más satisfactoria, y de repente estamos metidos hasta el pescuezo en un problema de dependencia de métodos artificiales, que ya nuestra amada pareja no significa lo que debe significar... ¡El todo en la cama matrimonial!

    Pablo nos insta a no manchar la cama y a honrar el matrimonio. Ambos deben ser sagrados.

    Usted y su esposa son personas inteligentes y han estado juntos mucho tiempo. Cada uno sabe cuál es o son las áreas más placenteras de sus cuerpos. Cuando la menstruación sea un impedimento, ustedes deben ser creativos (sin llegar a extremos) y verán que el Espíritu Santo les dará o les quitará la paz conforme a lo que hagan.

    NOTA: Como hemos dicho antes, el sexo anal NO DEBE ni considerarse en la cama de la pareja cristiana!

    Artículos recomendados:
    ¿Afecta la salud tener relaciones sexuales durante la menstruación?
    Página Índice sobre la sexualidad

    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]