Página Principal | Campo misionero | Profecía | Creacionismo | Misterios | Sermones MP3 | English | Apologética
| El Arrebatamiento | Multimedia | Preg. & Resp. | Biblia Responde | Religiones | Niños | El Aborto | Islam | Familia
Ministerios Antes del Fin
La primera y única página de Noticias Proféticas-Creacionistas Cristianas en Español en toda la Internet

Coloque acentos

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres


  • Material para Niños

  • Preguntas y Respuestas

  • Recursos

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Citas Notables

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • Panorama Profético

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • La homosexualidad y su alegada conexión genética

     

    Nadie puede decir a ciencias ciertas la razón por la que una persona es homosexual. Tenemos que admitir que podrían haber tendencias heredas, lo cual no hace que en algunos individuos la homosexualidad sea "involuntaria". En estos momentos, no existe prueba para apoyar esa conclusión, pero en casos específicos, no podemos descartar esa posibilidad.

    La homosexualidad también puede resultar de la presencia o ausencia de "degeneraciones" hormonales que típicamente ocurren antes del nacimiento.

    Es más probable que lo que muchos llaman "tendencias heredadas" estén relacionadas con uno o más de los siguientes factores:

    1- Confusión de papeles en los padres, incluyendo, pero sin limitar, el dominio de la madre y la debilidad o la ausencia del padre. Madres que son el "hombre" de la casa o padres que no pasan tiempo suficiente con sus hijos, donde el hijo o la hija ve claramente definido el papel del padre y de la madre en el hogar.

    2- Seria disfunción de familia que hiere y daña al niño. Discuciones constantes, maltrato físico entre los padres o hacia los hijos, infidelidad matrimonial, divorcio, etc.

    3- Abuso sexual a temprana edad.

    4- La influencia de un homosexual mayor de edad durante el período critico de la adolescencia.

    5- Una experimentación homosexual, tal como la masturbación por parte de otro chico del mismo sexo, o por el uso de métodos "autoplacenteros", así como la introducción de objetos por el ano, etc., a temprana edad en la adolescencia.

    ¿Cómo éstas y otras influencias interactúan en circunstancias individuales?

    No sé, y creo que nadie sabe. En cambio estoy seguro que la homosexualidad no resulta de influencias irresistibles genéticas, como algunos creen. Primero, si esto ciertamente fuera un rasgo genético, entonces todos los gemelos idénticos o fueran ambos homosexuales o fueran ambos normales. Sus genes son exactamente idénticos, por tanto todo lo derivado específicamente de su DNA expresaría con certeza su individualidad. Pero la realidad indica que en estos casos, como uno de los dos gemelos es homosexual y el otro es normal, el que es homosexual decidió ser homosexual y el que es normal decidió no ser homosexual. Uno de los cinco factores anteriores pueden haber jugado un papel sumamente importante en esta "decisión", en el caso del gemelo que ahora es homosexual.

    La homosexualidad y la Evolución

    La evolución sostiene que a través del paso de generación en generación se pierden características genéticas que "son nocivas para la mejoría de las especies". Pues si la homosexualidad fuera genética, ya los homosexuales y lesbianas no existirían, pues como en la población ellos se reproducen con menos frecuencia que los heterosexuales (personas normales), habría un decreciente número de personas en la población con tendencias homosexuales. Los homosexuales serían una aberración del proceso de "perfeccionamiento continuo" de las especies, por lo que algún "proceso natural" ya habría desechado a seres con tendencias sexuales que no cooperarían con la continuación o la supervivencia de la raza humana. Sin embargo, no hay ninguna prueba que indique que sus números están en descenso. Todo lo contrario, si la evolución fuera cierta, dentro de unos mil años, basándonos en las tendencias actuales, no existirían suficientes hombres y mujeres heterosexuales como para continuar procreando otros seres humanos. ¡La gran mayoría de nuestros descendientes fueran homosexuales genéticos, y aunque quisieran, no tendrían otra alternativa que extinguirse!

    Pero regresemos al mundo real, al Creacionismo y a la historia de la que sí existe evidencia. La Biblia se refiere a las epidemias de homosexualidad y lesbianismo que ocurrieron en culturas especificas. Además de los ampliamente conocidos casos de Sodoma y Gomorra, tenemos otros casos. En Romanos 1:26-27 el apóstol Pablo describe tal hecho en la ciudad de Corinto:

    "Por esa razón, Dios ha dejado que esa gente haga todo lo malo que quiera. Por ejemplo, entre ellos hay mujeres que no quieren tener relaciones sexuales con los hombres, sino con otras mujeres. 27 Hombres con hombres cometen acciones vergonzosas, y sufren en su propio cuerpo el castigo merecido por su perversión…". (Note la mención de las enfermedades venéreas e infecciosas transmitidas entre lesbianas y homosexuales… ¡hace dos mil años!
         

    Si en verdad la homosexualidad fuera heredada, seria constante a través del tiempo y de cultura en cultura. No habría epidemias como el SIDA y demás enfermedades venéreas. Ya el cuerpo humano habría desarrollado una capacidad para mostrarse renuente a estos tipos de enfermedades, como las que se mencionan en Romanos.

    Dios es infinitamente justo. No creo que Él hablara de la homosexualidad en las Escrituras como un pecado abominable y enumerara entre algunas de las conductas humana más despreciable si más tarde cambiaría de parecer. Lo que fue pecado para Dios hace 4,000 años, en los tiempos de Abraham, lo continuó siendo en los tiempos de Pablo, hace 2,00 años, y lo continúa siendo hoy, 2,000 años más tarde.

    Mientras que la homosexualidad y el lesbianismo no son rasgos hereditarios, es importante enfatizar lo que a menudo ocurre a aquellos que no lo eligieron. Algunos individuos están viviendo un estilo de vida homosexual, pero no es que ellos hayan decidido ser homosexuales, sino que algunas de las influencias o factores que mencionamos al principio de este artículo los han inducido.

    Pablo enseñó que en la tierra existen 3 fuerzas. Una que siempre quiere el bien: Dios. Pero existen 2 que siempre quieren el mal: la carne y Satanás. Muchos han decidido ser homosexuales. Lo han hecho porque han dado riendas sueltas a sus deseos carnales.

    Finalmente debemos mencionar que otros han sido víctimas inocentes o han sido inducidos a convertirse en homosexuales. Fuerzas demoníacas luchan una batalla campal diariamente en la mente y el corazón de estos últimos. Ambos tienen esperanzas de ser libres, ya que si deciden venir al Señor, el Espíritu Santo limpiará su casa de demonios y la carne tendrá que someterse al dominio del Espíritu.

    "El espíritu siempre está dispuesto, pero la carne es débil" Mateo 26:41
    Finalmente lea estas palabras donde el Cristiano más famoso de todos los tiempos, el Apostol Pablo muestra la inmensa influencia del pecado y de nuestra carne en lo concerniente a nuestras deciciones. La última oración de la porción bíblica que mostraré a continuación es la clave:

    "Nosotros sabemos que la ley viene de Dios. Pero yo no soy más que un simple hombre, y no puedo controlar mis malos deseos. Soy un esclavo del pecado. La verdad es que no entiendo nada de lo que hago, pues en vez de lo bueno que quiero hacer, hago lo malo que no quiero hacer. Pero, aunque hago lo que no quiero hacer, reconozco que la ley es buena. Así que no soy yo quien hace lo malo, sino el pecado que está dentro de mí. Yo sé que mis deseos egoístas no me permiten hacer lo bueno, pues aunque quiero hacerlo, no puedo hacerlo. En vez de lo bueno que quiero hacer, hago lo malo que no quiero hacer. Pero si hago lo que no quiero hacer, en realidad no soy yo quien lo hace, sino el pecado que está dentro de mí.

    Me doy cuenta entonces de que, aunque quiero hacer lo bueno, sólo puedo hacer lo malo. En lo más profundo de mi corazón amo la ley de Dios. Pero también me sucede otra cosa: Hay algo dentro de mí que lucha contra lo que creo que es bueno. Trato de obedecer la ley de Dios, pero me siento como en una cárcel, donde lo único que puedo hacer es pecar. Sinceramente, deseo obedecer la ley de Dios, pero no puedo dejar de pecar porque mi cuerpo es débil para obedecerla. ¡Pobre de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo que me hace pecar y me separa de Dios? ¡Le doy gracias a Dios, porque sé que Jesucristo me ha librado!"
    Romano 7:14-25

    Artículos Relacionados

  • Cómo criar niños sexualmente saludables
  • ¿Cuánto de sexo debo decirle a mis hijos de 12 años?
  • Masturbación
  • Homosexualidad
  • Sexo Oral
  • Amor no correspondido
  • Sexo Anal
  • Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]