La Web de la Mujer Cristiana

"Crearé ayuda idonea para ti..."

Coloque acentos


Preguntas sobre el
ABORTO?

  • Material para la Familia

  • Obra misionera de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • La osteoporosis.
    ¡Identifíquela a tiempo!

    La osteoporosis, o huesos porosos, a menudo conocida como la "enfermedad silenciosa" ya que la mayoría de las personas no saben que la tienen hasta que sus huesos se vuelven tan delgados y débiles que se quiebran o fracturan. Debido a esto, la osteoporosis es una amenaza importante para la salud. Actualmente, se estima que 44 millones de norteamericanos tienen riesgo de desarrollar la enfermedad, la cual es causada por una baja densidad en los huesos y un deterioro del tejido de los huesos.

    Más de 10 millones de personas en Estados Unidos ya padecen la enfermedad, y otros 34 millones tienen baja masa en los huesos, lo que aumenta el riesgo de osteoporosis. Tanto los hombres como las mujeres son susceptibles a desarrollar osteoporosis, no obstante las mujeres tienden a sufrir cuatro veces más sus efectos debilitantes. Afortunadamente, es posible evitar la osteoporosis en gran medida, y existen muchos pasos que puede tomar para reversar sus efectos.

    POR QUÉ OCURRE

    La progresión hacia la osteoporosis en realidad ocurre a través de un largo periodo de tiempo. Durante los años de formación de un niño, los huesos crecen y se alargan. También aumentan en densidad, que los hace fuertes y resistentes a las fracturas. No obstante una persona alcanza su máxima altura durante la adolescencia, los huesos continúan creciendo más densos hasta que llegan a su pico alrededor de los 30 años.

    Después de los 30 años, los huesos empiezan a perder densidad y fuerza. Esta pérdida se puede atribuir a muchos factores, entre ellos, factores hereditarios, la dieta, la inactividad física y el estilo de vida. El género también tiene un papel importante en el proceso. Los huesos de los hombres son a menudo más grandes y más fuertes que los huesos de las mujeres, por lo cual menos hombres que mujeres sufren las consecuencias de la osteoporosis.

    Existe otra razón por la cual las mujeres se afectan más, y es el papel que el estrógeno tiene en la protección de los huesos. A medida que el estrógeno disminuye con la menopausia, las mujeres pueden perder hasta el 20% de la masa de sus huesos, dejándolos con un mayor riesgo de osteoporosis.

    Además del adelgazamiento de los huesos que comúnmente resulta en fracturas de la cadera y muñecas, la osteoporosis causa que las vértebras en la columna colapsen y se compriman, causando fuerte dolor, pérdida de altura y la deformación conocida como Joroba de Dowager.

    OTROS FACTORES DE RIESGO

    El sexo, la edad y la deficiencia de estrógeno no son los únicos factores de riesgo para desarrollar osteoporosis, Ser caucásico o asiático, tener una estructura delgada o pequeña y un consumo escaso de calcio durante la vida aumentan el riesgo significativamente. Ser de ascendencia hispana o afroamericana también puede aumentar su riesgo, no obstante el riesgo es ligeramente menor que para las personas con la piel más blanca. Además, se han identificado los siguientes factores de riesgo:

    1. Historia familiar de osteoporosis
    2. Uso de ciertos medicamentos (como corticosteroides y anticonvulsivos)
    3. Bajos niveles de testosterona en los hombres
    4. Un estilo de vida inactivo
    5. Fumar (ya que reduce la capacidad de su cuerpo para absorber calcio)
    6. Consumo excesivo de alcohol (lo que puede llevar a una mala nutrición y a un mayor riesgo de caídas)

    CÓMO DETECTAR LAS SEÑALES DE LA OSTEOPOROSIS

    Si tiene más de 50 años, su médico de cabecera probablemente le recomiende una prueba de densidad de los huesos, un procedimiento no invasivo que mide la densidad de los huesos en diferentes partes del cuerpo. Al detectar la osteoporosis antes de que ocurra una fractura, su médico puede determinar su riesgo de fracturas futuras y diseñar un plan para ayudarle a desacelerar la progresión de la enfermedad.

    También debe estar pendiente de condiciones que podrían indicar osteoporosis. Por ejemplo, si observa que mide menos que antes, la osteoporosis podría ser la culpable. También, si se vuelve muy delgado o tiene anorexia nerviosa podría perder peso, músculos y densidad de los huesos. Un dolor persistente y severo en la espalda podría también ser una señal de fractura en la columna debido a la osteoporosis.

    PREVENCIÓN

    No obstante los mejores métodos de prevención son aquellos que se practican de por vida, nunca es tarde par empezar un programa de prevención. Si consume una dieta balanceada rica en calcio y vitamina D e ingiere suplementos de calcio y vitamina D, participa regularmente en ejercicios en los que se carga con el peso del cuerpo (como caminar), evita fumar y tomar en exceso y se realiza pruebas de diagnóstico de densidad de los huesos, puede impactar la salud de sus huesos de manera positiva.

    Igualmente, hasta hace poco, la terapia de reposición de hormonas, la cual reemplaza el estrógeno perdido después de la menopausia natural o inducida quirúrgicamente, era el régimen predilecto para muchas mujeres. Sin embargo, la terapia de reposición de hormonas fue sometida a un intenso escrutinio cuando un estudio llamado "Iniciativa de salud de las mujeres" (Women's Health Initiative) estudió los efectos a largo plazo de la terapia de reposición de hormonas en la enfermedad cardiaca, la osteoporosis y ciertos cánceres, se frenó con varios años de anticipación. Los investigadores determinaron que las participantes que tomaban estrógeno más progestín tenían un mayor riesgo de cáncer de seno, ataques al corazón, derrame cerebral y coágulos de sangre en los pulmones y piernas, por lo tanto concluyeron esa parte de la investigación.

    Sin embargo, no todas las mujeres están en riesgo de sufrir dichos problemas de la salud, y el estrógeno por si solo podría ser suficiente para mejorar la salud de los huesos. Igualmente, como alternativa, su médico puede prescribirle un medicamento como Actonel que funciona con rapidez para ayudar a reversar la pérdida de los huesos y protegerlos. De hecho, está demostrado que Actonel aumenta la densidad de los huesos en tan solo tres meses, y está disponible en dosis diarias o semanales.

    Su médico de cabecera es el mejor juez para determinar qué medicamento puede ayudarle más, con base en su perfil de riesgo de salud personal y los riesgos y beneficios conocidos de los tratamientos disponibles hoy en día.

    Regrese a la Página de la Mujer Cristiana

    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]