La Web de la Mujer Cristiana

"Crearé ayuda idonea para ti..."

Coloque acentos


Preguntas sobre el
ABORTO?

  • Material para la Familia

  • Obra misionera de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Salud del corazón

    El corazón es un órgano increíble. Este músculo hueco, el cual es aproximadamente del tamaño del puño de una persona y pesa alrededor de una libra, late alrededor de 104,000 veces al día y bombea 25,000 millones de veces en una vida promedio. Es uno de los órganos de mayor trabajo del cuerpo, aunque algunas veces cuidemos más otras partes de nuestro cuerpo, como el estómago o la piel. Y por supuesto, si no cuidamos bien del corazón, éste no podrá cuidar bien de nosotros.

    ESTADÍSTICAS PREOCUPANTES

    La enfermedad cardiaca es el problema de salud número uno del país. Casi 62 millones de norteamericanos, o uno de cada cinco, tienen alguna forma de enfermedad cardiovascular. Dado que sólo el 41% de estas personas tienen 65 años o más, significa que la enfermedad cardiaca no es un problema para las personas mayores. La enfermedad cardiovascular también cobra casi un millón de vidas al año, más de la mitad de las cuales son mujeres. De hecho, la tasa de mortalidad por enfermedad cardiovascular es mayor que las siguientes cinco causas de muerte combinadas, incluyendo el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas inferiores, los accidentes, la diabetes, la influenza y la neumonía.

    Pero es posible mejorar la salud de su corazón incluyo si ya padece de enfermedad cardiovascular. Un enfoque proactivo es definitivamente la mejor manera de conservar un corazón saludable. NO obstante la medicina moderna ha creado intervenciones como el bypass y la angioplastia para tratar los síntomas de la enfermedad cardiaca, lo esencial es que sus probabilidades de vivir más tiempo con un corazón más saludable mejoran ampliamente con un estilo de vida saludable.

    FORMAS DE MEJORAR LA SALUD DE SU CORAZÓN

    Coma correctamente: Coma cinco o más porciones de frutas y vegetales, una variedad de productos de granos (seis o más porciones), y seleccione productos lácteos libres de grasa o bajos en grasa, pescado, pollo sin piel, carne magra y fríjoles para su dieta diaria. Cerciórese de limitar los alimentos con alto valor calórico y con poca nutrición como las sodas, los dulces y los biscochos. Una buena regla general es seleccionar alimentos bajos en grasa en vez de alimentos altos en grasa y azúcar

    Vigile y reduzca su colesterol: Su colesterol total debe ser inferior a 200 mg, sin embargo algunos expertos señalan que si sufre de enfermedad cardiaca, su nivel de colesterol debe ser mucho más bajo. Además, su nivel de colesterol HDL (bueno) debe ser idealmente mayor de 60 mg, su nivel de colesterol LDL (malo) debe ser menor de 100 mg y sus triglicéridos deben estar en un nivel menor de 150 mg.

    Aumente las vitaminas del completo B y el folato: Los investigadores ahora creen que los altos niveles de homocisteína, un aminoácido que se encuentra en su cuerpo que se deriva de los alimentos, puede aumentar su riesgo de enfermedad cardiovascular. El folato y las vitaminas del complejo B pueden ayudar a reducir estos niveles de homocisteína

    Haga ejercicios con frecuencia: Intente hacer ejercicios al menos 30 minutos el mayor número de días. Los 30 minutos se pueden hacer en incrementos - por ejemplo, caminar por 10 minutos hasta el final de su cuadra y 20 minutos en su equipo de gimnasia en la casa completan el requisito. Es importante que, antes de empezar la rutina de ejercicios, su médico le realice un examen cardiaco.

    Controle su presión sanguínea: La presión alta hace que el corazón trabaje más fuerte, lo que puede agrandarlo y debilitarlo con el tiempo. Una lectura de la presión inferior a 140/90 se considera normal, mientras que 120/80 es óptima. Con una dieta saludable, limitando el consumo de sodio y haciendo ejercicios con frecuencia puede bajar la presión sanguínea y mantenerla en ese nivel. Pero si eso no es suficiente, existen numerosos medicamentos disponibles que son muy eficaces para controlar la presión sanguínea. Su médico le puede indicar cuál es mejor para usted.

    No consuma alcohol: No debe tomar alcohol. La Biblia nos advierte de las funestas consecuencias del consumo del acohol, tanto para su vida social como para su salud personal.

    Deje de fumar: Dejar de fumar es lo más importante que puede hacer para prevenir la enfermedad del corazón Diga NO al alcohol!

    Régimen de aspirina: El uso de la aspirina puede ayudar a reducir el riesgo de un ataque al corazón y derrame cerebral en hombres y mujeres que han tenido un ataque al corazón o un derrame isquémico o quienes estén en alto riesgo de sufrirlo. La aspirina no es apropiada para todos, cerciórese de hablar con su doctor antes de empezar un régimen de aspirina.

    COMPLEMENTE SUS ESFUERZOS

    Además de estas medidas de sentido común, puede haber algo más que usted puede hacer para mantener su corazón saludable. La investigación sugiere que ciertos complementos podrían reducir sus probabilidades de desarrollar la enfermedad cardiovascular. Éstos incluyen: aceites de pescado, se encuentran en pescados de agua fría y suplementos; antioxidantes, incluye la vitamina C, vitamina E, beta caroteno y la coenzima Q-10; y las vitaminas B (B-3, B-6, B-9 y B-12). Además, los estudios han demostrado que el ajo puede reducir el colesterol mientras que la hierba espino (hawthorn) puede mejorar la función del corazón. Pero al igual que con cualquier suplemento, consulte con su médico de cabecera o con su farmacéutico para verificar que es seguro agregar estos suplementos a su dieta.

    Dios creó nuestros cuerpos para que si los tratamos bien, funcionen apropiadamente y tengamos salud y larga vida.

    ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual habéis recibido de Dios, y que no sois vuestros?, pues habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

    Regrese a la Página de la Mujer Cristiana

    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]