Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Preguntas y Respuestas
    Autor: Dawlin A. Ureña PhD.
    (El Doctor Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)
    Mi esposa me dejó por otro. ¿Es toda la culpa mía?

    La realidad es que existe mucha gente irresponsable antes del matrimonio, y aún después del matrimonio siguen siendo irresponsables.

    La persona que nos envía esta pregunta nos dice que "su esposa se fue con otro hombre, sentí como que todo aquello era culpa mía. Aún me siento así. Lo peor es que yo siempre le he sido fiel a mi mujer, y sin embargo, aquí estoy, culpándome por este abandono."

    La reacción típica de un esposo que ha sido dejado por otro hombre o de una mujer que ha sido dejada por otra mujer, consiste en asumir toda la responsabilidad por la conducta del compañero que no ha sido fiel. El que ha sido herido y abandonado es el que sufre más por sentirse culpable e inferior.

    Es extraño que la persona que trató de que no se destruyera el matrimonio ante un rechazo tan evidente, sea con frecuencia la que se pregunte en qué falló. Con frecuencia es el abandonado el que se pregunta si tal vez no fue lo suficientemente mujer para retener a su hombre. "No soy nada; si no, él no me habría dejado", con frecuencia piensa la víctima. "Si hubiera buscado la forma de que nuestras relaciones sexuales fueran más emocionantes... Yo fui la que hice que se fuera; no soy bastante bonita. Nunca lo merecí".

    Pero mi padre siempre decía, cuando uno de los hijos le íbamos a dar alguna queja de uno de los demás hijos: "Mi hijo, busca a tu hermano, porque se necesitan dos para bailar el Tango." En esta sabia expresión mi papá nos enviaba el mensaje siguiente: "Tú no eres un santo y necesito que tu hermano también me diga la versión de los hechos según su interpretación". Pero la verdad es que cuando somos abandonados, generalmente tendemos a pensar que "el Tango lo hemos bailado solos".

    En el matrimonio, cuando uno de los cónyuges se decide a comportarse de manera irresponsable, a tener aventuras fuera del matrimonio, o a huir de sus compromisos y obligaciones familiares, suele tratar de justificar su conducta trayendo a la luz las faltas del otro cónyuge. Con frecuencia escuchamos esto: "Tú no satisfacías mis necesidades, así que las tuve que ir a satisfacer a otro lado", es la acusación tan familiar. Al aumentar de esta forma la sensación de culpa de su cónyuge, reduce la suya propia. Si el otro cónyuge tiene poca autoestima, acepta e internaliza esas acusaciones y recriminaciones como realidades indiscutibles.

    El Dr. Dobson concluye:

    "Usted debe resistir a la tentación de echarse toda la culpa. No le estoy recomendando que se limite a quedarse sentado detestando el recuerdo de su esposa. La amargura y el resentimiento son cánceres emocionales que nos destruyen por dentro. Sin embargo, lo animo a que examine con detenimiento los hechos. Hágase estas preguntas: A pesar de mis numerosos errores y faltas en mi matrimonio ¿consideraba que mi familia era valiosa y luché por conservarla? ¿Decidió mi esposa destruirla y después buscar la forma de justificar sus acciones? ¿Me dio una oportunidad justa para resolver aquellas cosas que le causaban más irritación? ¿La habría podido retener, aun después de haber hecho todos los cambios que ella quería? ¿Es razonable que me odie a mí mismo por esto que ha sucedido?"

    Pondere todos los factores, y aprenda de los errores que sin duda usted cometió. Porque si lo hace tal vez comience a verse como víctima de la irresponsabilidad de su esposa, en lugar de verse como un fracasado que no sirve para nada.



    Artículos relacionados
    Más artículos sobre la familia
    Más artículos sobre el Matrimonio

    Regrese a Preguntas y Respuestas

    Regrese a la Página Principal


    Comentarios (Regístrese y participe!):

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus

    Artículos relacionados
    ¿Quiere debatir este tema con más profundidad? Aquí están los profesionales! Participe!
    Regrese a la página principal del Creacionismo

    Regrese a la Página Principal


    Visite nuestro
    CHAT
    WWW.CHATCRISTIANA.COM


    Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
    | Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
    Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces