Ministerios Antes del Fin

15 artículos más recientes
Pacifismo. ¿Raíces verdaderas?
Relación con Dios. ¿Pasos?
Para niños. ¡Actualizado!
La pornografía en el matrimonio
El Corán versus el Génesis
Niño, violencia y la TV
El Dragón y la Mujer
Ciencia: Métodos y limitaciones
Israel, Palestinos y Europa
Palestinos ¿Por qué el suicidio?
Cómo estudiar la Biblia
Iglesia: ¡No Gran Tribulación!
Tribulación. ¿Segunda oportunidad?

Dios a Israel:
"Bendeciré al que te bendiga
Maldeciré al que te maldiga.
"

Búsqueda
Coloque acentos
Ej.: Pokemón, Corán...
¿Buscando a Dios?


 
¡Era hora de la que la Iglesia de Jesucristo tuviera respuestas!
Hotmail   Yahoo.mx    MSN   Altavista   Yahoo.us    Google    CNN    BBC
¿En qué consiste el "Sexo anal"?

¿Qué cree Dios del "sexo anal"?
Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
(El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
CRS - Creation Research Society)


En una ocasión un visitante de Antesdelfin.com me envió una pregunta en la que me interrogaba sobre la posición de Dios con respecto a lo que él denominaba como "sexo anal". Pero lo más espeluznante de tener que enfrentarme a dicha disyuntiva lo conformaba el hecho de que esta persona me decía que fue una pareja de pastores quienes se encontraban incursionando en tales prácticas y que inclusive se habían dado la libertad de admitir desde el púlpito lo satisfechos que se encontraban al hacerlo. Pues hasta ahora yo había colocado en la gaveta la engorrosa situación de tener que responder a tal pregunta, pero ahora, dado el tema en que nos encontramos inmersos, he considerado apropiado mencionar que tales prácticas, en mi humilde opinión, podrían agruparse bajo prácticas que van contra "el uso natural" de los miembros sexuales creados por Dios.

En mi humilde opinión, creo que tanto el "sexo anal" (donde el hombre inserta su pene por el ano de la mujer), es una práctica que van "contra la naturaleza". Dios inventó el sexo para la reproducción y para proporcionar placer a la pareja unida a través de la prescripción divina. El sexo no puede verse como un utensilio para satisfacer los deseos perniciosos y evidentemente pervertidos de la otra pareja recurriendo a actos que evidentemente van contra lo natural. Sea usted creacionista o evolucionista, debe admitir que el sexo que no es reproductivo es simplemente placentero. Pues aunque Dios no está opuesto al placer sexual (¡fue Él quien lo concibió!), Él sí está totalmente opuesto al placer pernicioso y liberal donde los participantes recurren a medidas claramente opuestas a lo prescrito por Él cuando nos diseñó.

Si tuviéramos que transar y en pos de lograr "placer sexual" tuviéramos que admitir cualquier cosa que resultara placentera a cada persona en particular, entonces tuviéramos que transar también en la admisión de los actos sádicos y masoquistas, los cuales, al parecer traen gran satisfacción y "placer sexual" a los envueltos en tales actos.

Las consecuencias que trae la práctica del sexo anal se resumen en la llamada "Trilogía de Tardieu"

Estas consecuencias son visibles para cualquier médico que te examine, que dice que

1. El ano pierde sus pliegues radiales
2. El ano toma forma de embudo y se abre fácilmente cuando se lo presiona (quiénes no han tenido este tipo de penetraciones tienden a cerrarlo con más fuerza en un primer momento y recién después de unos segundos lo aflojan).
3. Las mucosas del intestino son más frágiles que las de la vagina y suelen lesionarse con facilidad, constituyéndose así en una puerta de entrada y de salida para las infecciones.

Es imprescindible el uso del preservativo también porque la flora intestinal contiene bacterias que pueden generar infecciones en las vías urinarias del varón, por lo mismo, entre otras cosillas, como la propensidad a las hemorroides.

¿Dice la Biblia explícitamente que el "sexo anal" es prohibido por Dios?

Pues no creemos que la Biblia diga textualmente tal cosa. Sin embargo, la Biblia dice: "Honroso sea en todos (ustedes) el matrimonio, y el lecho sin mancilla" (Hebreos 13:4). Y aunque es obvio que la Biblia no nos dice exactamente a lo que se refiere cuando dice que se debe mantener "el lecho sin mancilla", es también contextual y exegético, entender que cualquier cosa que esté contra lo "natural", según lo define el Apóstol, es también motivo de causar "mancilla" a la cama matrimonial; esto, sin mencionar al que se enfrasca en tales prácticas ¡fuera del matrimonio!

¿Qué dice la Biblia que sí se puede hacer en la intimidad de la cama matrimonial?

Existe una gran cantidad de prácticas en las que la Biblia nos deja sin instrucciones precisas. Por tanto, es difícil para un hombre como yo, afectado por ideas preconcebidas, costumbres, entrenamiento y prejuicios, tomar la posición de juez y decir: "Esto se puede y esto no se puede". En esas zonas grises consideramos que es labor del Espíritu Santo decidir. Es Él quien hablará individualmente y dará paz si lo que se practica es "puro" o redargüirá si lo que se practica es "impuro".

¿Nos proporciona la Biblia alguna regla general que nos sirva de directriz?

"Todo lo que no es de fe, es pecado". Romanos 14:23. Creemos que esta es una regla general que nos puede guiar en este tipo y otros tipos de prácticas de nuestro diario vivir. Si al hacer cualquier cosa (asumiendo que usted es salvo) usted siente el toque del Espíritu de Dios, y la paz característica que sólo estar en perfecta obediencia para con Dios desaparece, entonces, esto no es "de fe", y por tanto es "pecado".

Dios nos ha llamado a ser santos, como Él es santo. Dios no nos ha exonerado la santidad para lograr la mal interpretada "felicidad" que tanto el hombre busca. Hace poco escuché en la televisión a una pareja de homosexuales "cristianos" decir flagrantemente que "ellos sabían que ser homosexuales no ofendía a Dios y que no dudaban en lo absoluto de su salvación ya que siendo homosexuales ellos eran felices, y sin duda alguna Dios deseaba que ellos fueran felices".

En ningún lugar de la Biblia Dios nos dice que Él desea nuestra fidelidad. ¡No! Dios sí quiere que seamos "santos", ver Levíticos 11:44 y 45; 19:2; 20:7; 20:26 e incontables otras escrituras. Dios no es feliz. ¡Dios es Santo! Es sólo en la obediencia total a sus preceptos donde podemos encontrar la paz que el hombre, a través de sus propios medios, no puede encontrar. Una combinación entre "obediencia", "santidad" y "humildad" proporciona el terreno perfecto para lograr la paz divina. Es esa paz la que el hombre confunde con felicidad. Si usted pierde la paz de Dios en su corazón cuando haga cualquier cosa, eso no es de Dios y por tanto es pecado. Si al tener sexo anal o al incurrir en cualquier otra práctica sexual, usted pierde la paz de Dios en su corazón, entonces eso es pecado. ¡No lo haga!

Artículos Relacionados

  • ¿Es pecado el sexo oral dentro del matrimonio cristiano?
    Artículos sobre sexualidad, la familia, el noviazgo, etc.

    Pastor Dawlin Ureña
    Cambita, S. C., República Dominicana

  • ¿No encontró lo que buscaba? Diríjase a
    Preguntas y Respuetas.
  • ¿Le gustó esta página?

    Háganos su HomePage
    Háganos Favoritos

    ¡No todo es aburrido!
    Caricaturas Editoriales
    ¡Diviértase un poco!
    Caricaturas Creacionistas
    Caricaturas Más populares
    Caricaturas Cristianas
    Chistes y demás

    Otros sitios del
    Pastor Ureña
    Jóvenes en la Roca
    Fe Islámica
    El Arrebato
    Antes del Rapto

    Profecías
    Destrución de Damasco
    El Falso Profeta
    Fusible de Armagedón
    Chispa de Armagedón
    Armagedón
    Anticristo
    Sello Bestia
    Terrorismo y el 666
    El Rapto
    Templo en Jerusalén
    El Tiempo de Dios
    Rusia y Armagedón
    ¡Israel y sus amiguitos!